RECUPERACIÓN DE LA FLOTA REPUBLICANA EN BIZERTA

http://exiliomarinosrepublicanos.blogspot.com/2016/07/bizerta.html

UN BALANCE FINAL: LA RECUPERACIÓN DE LA FLOTA REPUBLICANA EN BIZERTA Y LAS CAPTURAS DE MATERIAL DE ARTILLERIA NAVAL AL TÉRMINO DE LA GUERRA.

Al mediodía del 5 de marzo de 1.939, el jefe de la flota republicana, Capitán de Corbeta Buiza, ordenaba a todos los buques disponibles en Cartagena levar anclas y partir de ese puerto con destino al norte de África. Los barcos que componían la última y triste escena de la Marina republicana eran los destructores “Almirante Antequera”, “Lepanto”, “Gravina», “Ulloa”, “Escaño”, “Almirante Miranda”, “Almirante Valdés” y “Jorge Juan”; los cruceros “Libertad”. “Cervantes” y “Méndez Núñez”; y el submarino “C-4”.

El Gobierno francés, tras varios cambios de parecer, autorizó a la flota española a entrar en Bizerta (Túnez), donde el día 7 de marzo quedaba internada. El día 14 permanecieron todos los buques bajo la vigilancia y guardia francesa, dejando de existir la autoridad española sobre los mismos.

flota Bizerta
7 de marzo de 1939. Llegando la flota republicana al puerto de Bizerta (Túnez), tras serle denegado previamente por el Gobierno de Francia su atraque en Orán y Argel.  Referencia: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

Solo veintitrés días después, el 30 de marzo, las autoridades francesas entregarían oficialmente los buques a sus nuevas dotaciones, llegadas de la España nacional el día anterior, decisión tomada tras diversas negociaciones entre las autoridades de ambos países. Todos los buques fueron recuperados y pasaron a formar parte de la nueva Marina española; parte de la oficialidad de los mismos regresó a España en el mercante “Marqués de Comillas”. Poco antes, el 25 de marzo, las autoridades inglesas habían entregado a los nacionales el destructor “José Luis Diez”, que se encontraba internado en Gibraltar.

Tras su entrada en Barcelona, los nacionales recuperaron averiado el submarino “C-1” en dique seco, pues había sido hundido por un ataque aéreo en octubre de 1.938, aunque con posterioridad, había sido reflotado por los propios republicanos. En Cartagena los nacionales se encontraron a flote el acorazado “Jaime I”, totalmente inútil, y los destructores “Churruca” y “Sánchez Barcaiztegui”, “Alcalá Galiano”, “Alsedo” y “Lazaga”, los tres primeros con grandes averías y los dos últimos fuera de servicio. Además, en un estado de práctica inutilidad, se encontraban en el arsenal los torpederos “nº 4, 14, 20, 21 y 22”, así como el submarino “D-1” en construcción. Hundidos y en un estado lamentable, se hallaron los remolcadores “Ciclope” y “Rio Turia”, así como el submarino “B-2”. Los submarinos “B-1” y “B-3” aparecieron en Portman y Águilas, en las cercanías de Cartagena.

flota D-1
Submarino D-1.  Referencia: http://www.todoavante.es/index.php?title=D-1_(1947)

En el arsenal de Cartagena, centro neurálgico de la flota republicana durante todo el conflicto, los nacionales encontraron una gran cantidad de material de artillería, todo él depositado en diversas dependencias y en muy diferente estado de conservación. La relación del mismo es la siguiente:

TALLER DE ARMERÍA:

  • 1 ametralladora Maxim rusa.
  • 1 ametralladora Hotchkiss y un trípode.

EN EL MUELLE:

  • 6 cañones de 305 mm procedentes del “Jaime I”.

ACORAZADO “JAIME I”:

  • 3 cañones de 101,6 mm y 50 calibres.

ALMACÉN Nº 8:

  • 6 cañones de 101,6 mm y 50 calibres (uno de ellos inútil).
  • 2 cañones de 101,6 del “Extremadura”.
  • 1 cañón de 105 Krupp.
  • 1 cañón de 76,2 mm y 50 calibres tipo “Bonifaz”.
  • 2 cañones AA de 76,2 mm y 45 calibres, 1 del “Sánchez Barcaiztegui” y 1 del “Méndez Núñez”.
  • 1 cañón de 75 mm Maxim-Nordenfelt.
  • 2 cañones de 57 mm Vickers-Maxim.
  • 1 cañón de 57 mm Vickers.
  • 1 cañón de 47 mm Vickers.
  • 1 cañón de 42 mm Maxim-Nordenfelt (inútil).
  • 1 ametralladora de 40 mm Odero-Terni-Spezia.
  • 2 cañones de 70 mm Skoda.
  • 1 ametralladora doble de 13 mm Hotchkiss.

ALMACÉN DE RECONOCIMIENTO:

  • 2 cañones rusos antitanque de 45 mm.
  • 1 cañón de 57 mm Nordenfelt.
  • 1 cañón Vickers de 57 mm.
  • 16 ametralladoras de 7 mm de varias procedencias.

ALMACÉN Nº 3:

  • 1 cañón de 75 mm Maxim-Nordenfelt.
  • 1 cañón de 75 mm Skoda.
  • 1 cañón de 76,2 mm del submarino “Isaac Peral”.
  • 5 ametralladoras de 7 mm de varias procedencias.

BIBLIOGRAFIA:

JOSÉ MARÍA MANRIQUE GARCIA Y LUCAS MOLINA FRANCO. LAS ARMAS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

Comentarios cerrados.