RECUPERACIÓN DE LA FLOTA REPUBLICANA EN BIZERTA

Bizerta1

UN BALANCE FINAL: LA RECUPERACIÓN DE LA FLOTA REPUBLICANA EN BIZERTA Y LAS CAPTURAS DE MATERIAL DE ARTILLERÍA NAVAL AL TÉRMINO DE LA GUERRA.

Al mediodía del 5 de marzo de 1.939, el jefe de la flota republicana, Capitán de Corbeta Buiza, ordenaba a todos los buques disponibles en Cartagena levar anclas y partir de ese puerto con destino al norte de África. Los barcos que componían la última y triste escena de la Marina republicana eran los destructores “Almirante Antequera”, “Lepanto”, “Gravina», “Ulloa”, “Escaño”, “Almirante Miranda”, “Almirante Valdés” y “Jorge Juan”; los cruceros “Libertad”. “Cervantes” y “Méndez Núñez”; y el submarino “C-4”.

El Gobierno francés, tras varios cambios de parecer, autorizó a la flota española a entrar en Bizerta (Túnez), donde el día 7 de marzo quedaba internada. El día 14 permanecieron todos los buques bajo la vigilancia y guardia francesa, dejando de existir la autoridad española sobre los mismos.

flota Bizerta
7 de marzo de 1939. Llegando la flota republicana al puerto de Bizerta (Túnez), tras serle denegado previamente por el Gobierno de Francia su atraque en Orán y Argel.  Referencia: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

Solo veintitrés días después, el 30 de marzo, las autoridades francesas entregarían oficialmente los buques a sus nuevas dotaciones, llegadas de la España nacional el día anterior, decisión tomada tras diversas negociaciones entre las autoridades de ambos países. Todos los buques fueron recuperados y pasaron a formar parte de la nueva Marina española; parte de la oficialidad de los mismos regresó a España en el mercante “Marqués de Comillas”. Poco antes, el 25 de marzo, las autoridades inglesas habían entregado a los nacionales el destructor “José Luis Diez”, que se encontraba internado en Gibraltar.

Tras su entrada en Barcelona, los nacionales recuperaron averiado el submarino “C-1” en dique seco, pues había sido hundido por un ataque aéreo en octubre de 1.938, aunque con posterioridad, había sido reflotado por los propios republicanos. En Cartagena los nacionales se encontraron a flote el acorazado “Jaime I”, totalmente inútil, y los destructores “Churruca” y “Sánchez Barcaiztegui”, “Alcalá Galiano”, “Alsedo” y “Lazaga”, los tres primeros con grandes averías y los dos últimos fuera de servicio. Además, en un estado de práctica inutilidad, se encontraban en el arsenal los torpederos “nº 4, 14, 20, 21 y 22”, así como el submarino “D-1” en construcción. Hundidos y en un estado lamentable, se hallaron los remolcadores “Ciclope” y “Rio Turia”, así como el submarino “B-2”. Los submarinos “B-1” y “B-3” aparecieron en Portman y Águilas, en las cercanías de Cartagena.

flota D-1
Submarino D-1.  Referencia: http://www.todoavante.es/index.php?title=D-1_(1947)

En el arsenal de Cartagena, centro neurálgico de la flota republicana durante todo el conflicto, los nacionales encontraron una gran cantidad de material de artillería, todo él depositado en diversas dependencias y en muy diferente estado de conservación. La relación del mismo es la siguiente:

TALLER DE ARMERÍA:

  • 1 ametralladora Maxim rusa.
  • 1 ametralladora Hotchkiss y un trípode.

EN EL MUELLE:

  • 6 cañones de 305 mm procedentes del “Jaime I”.

ACORAZADO “JAIME I”:

  • 3 cañones de 101,6 mm y 50 calibres.

ALMACÉN Nº 8:

  • 6 cañones de 101,6 mm y 50 calibres (uno de ellos inútil).
  • 2 cañones de 101,6 del “Extremadura”.
  • 1 cañón de 105 Krupp.
  • 1 cañón de 76,2 mm y 50 calibres tipo “Bonifaz”.
  • 2 cañones AA de 76,2 mm y 45 calibres, 1 del “Sánchez Barcaiztegui” y 1 del “Méndez Núñez”.
  • 1 cañón de 75 mm Maxim-Nordenfelt.
  • 2 cañones de 57 mm Vickers-Maxim.
  • 1 cañón de 57 mm Vickers.
  • 1 cañón de 47 mm Vickers.
  • 1 cañón de 42 mm Maxim-Nordenfelt (inútil).
  • 1 ametralladora de 40 mm Odero-Terni-Spezia.
  • 2 cañones de 70 mm Skoda.
  • 1 ametralladora doble de 13 mm Hotchkiss.

ALMACÉN DE RECONOCIMIENTO:

  • 2 cañones rusos antitanque de 45 mm.
  • 1 cañón de 57 mm Nordenfelt.
  • 1 cañón Vickers de 57 mm.
  • 16 ametralladoras de 7 mm de varias procedencias.

ALMACÉN Nº 3:

  • 1 cañón de 75 mm Maxim-Nordenfelt.
  • 1 cañón de 75 mm Skoda.
  • 1 cañón de 76,2 mm del submarino “Isaac Peral”.
  • 5 ametralladoras de 7 mm de varias procedencias.

BIBLIOGRAFIA:

JOSÉ MARÍA MANRIQUE GARCIA Y LUCAS MOLINA FRANCO. LAS ARMAS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
75 queries in 0,581 seconds.