PERDIDAS NAVALES EN LA GUERRA CIVIL

Olite

LAS PÉRDIDAS NAVALES EN LA GUERRA:

AFIRMA JUAN LUIS COELLO LILLO QUE ENTRE EL 17 DE JULIO DE 1.936 Y EL 1 DE ABRIL DE 1.939:

La Armada registró la pérdida total de veinticuatro unidades por todos los conceptos, repartidas entre dos acorazados, un crucero, un destructor, siete submarinos, un cañonero, dos torpederos, cuatro lanchas rápidas torpederas, dos guardacostas, un remolcador y un auxiliar hidrógrafo, utilizado como rastreador de minas.

Navales Perdidos-republicanos

Los acorazados , uno por bando, eran los “España” y “Jaime I”; el primero fue hundido frente Santander el 30 de abril de 1.937, al chocar con una mina y en ningún caso, como se ha venido especulando durante muchos años, por la actuación de la aviación republicana; el segundo, el “Jaime I” fue destruido por una explosión interna en el dique de “La Curra” de Cartagena en junio de 1.937, provocada, al parecer, por una ignición espontánea de uno de los pañoles de munición de las torres centrales.

El crucero perdido fue el “Baleares”, sin lugar a dudas el más conocido de todos los naufragios de la Guerra Civil. Fue torpedeado y hundido el 6 de marzo de 1.938 a 75 millas del cabo de Palos, por varios destructores republicanos, mientras escoltaba un convoy mercante a Melilla.

Navales Crucero-Baleares
Crucero “Baleares”.   http://www.ahoracordoba.es/pasa-crucero-baleares/

El destructor “Almirante Ferrándiz” fue hundido por el crucero “Canarias” dos meses después del Alzamiento militar en el estrecho de Gibraltar.

Navales Perdidos-nacionales

Cuatro de los submarinos de la clase “B” (B-3, B-4, B-5 y B-6) y tres de la clase “C” (C-3, C-5 y C-6) se perdieron en el curso de la guerra. Uno el C-3, fue torpedeado por un submarino alemán en la zona de Málaga en diciembre de 1.936; el B-6 se hundió tras el combate con el remolcador nacional, convertido en patrullero, “Galicia” y el destructor “Velasco”, en septiembre de 1.936; el B-5 y el C-5 se hundieron en el Mediterráneo el primero y en Asturias el segundo, por causas desconocidas, aunque se ha barajado la posibilidad de un sabotaje por parte de sus comandantes, adictos a los nacionales; el C-6 fue echado a pique por su propia dotación en octubre de 1.937 para que no cayera en manos del enemigo. Por último los B-3 y B-4 fueron dados de baja en 1.937 y hallados semihundidos en la zona de Cartagena, a la entrada de las tropas nacionales en 1.939.Navales Perdidas NavalesEl cañonero “Laya” resultó hundido en junio de 1.938 en un ataque aéreo al puerto de Valencia; el torpedero nº 2 embarrancó cerca de Santander en septiembre de 1.937 y el nº 3 se internó en Le Verdon tras la caída de Gijón, y nunca regresaría a España, dado su lamentable estado. Seria desguazado en el estuario de Gironde a petición del cónsul español.

Por lo que respecta a las lanchas torpederas, la de procedencia alemana, denominada “Falange”, ardió en el puerto de Málaga en junio de 1.937; la “Javier Quiroga” se hundió al chocar con su gemela “Cándido Pérez” en la costa de Granada en mayo de 1.937. Dos de las de procedencias soviéticas, las numeradas 31 y 41, se perdieron en sendos ataques nacionales sobre los puertos de Cartagena (noviembre de 1.938) y Barcelona (julio de 1.937).

Navales Perdidos-reflotados

Los guardacostas “Uad Muluya” y “Uad Lucus” fueron hundidos por el crucero nacional “Almirante Cervera” en octubre de 1.936 en la zona de Málaga; el guardapesca “Marinero Cante” fue hundido por el crucero nacional “Canarias” en octubre de 1.936 en Gerona y el “Torpedista Hernández” fue dado de baja por su mal estado y arrumbado en la zona de Cartagena.

Navales Uad-Lucus
Guardacostas “Uad Lucus”. https://larepublicaenguerra.wordpress.com/2012/05/15/uad-lucus/

Por último, el remolcador “Ferrolano” se hundió en el puerto de Melilla por accidente cuando remolcaba al crucero auxiliar nacional “Mar Cantábrico”, y el auxiliar hidrógrafo, habilitado como rastreador de minas, “Pollux”, en un servicio de barrido de minas poco antes de finalizar la contienda.Navales Reflotados-despues

BIBLIOGRAFÍA:

JOSE MARIA MANRIQUE GARCIA Y LUCAS MOLINA FRANCO. LAS ARMAS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
74 queries in 0,547 seconds.